«Manzana de las Luces»

Se conoce con el nombre de Manzana de las Luces a la comprendida entre las calles Alsina, Moreno, Bolívar y Perú. La misma fue historicamente y es en la actualidad, sede de instituciones de gran envergadura e importancia al que hacer histórico, cultural, educativo y religioso del país.

El periódico El Argos, de Buenos Aires, el 1 de septiembre de 1821, propuso que Manzana de las Luces, o cualquier otro título que signifique lo mismo, debía darsele a la manzana en que estaba situado el famoso «Templo de San Ignacio”, en una nota que enumeraba las instituciones que funcionaban en el predio y que con los años sumarían 44. Dicho nombre es el utilizado hasta hoy en día.

Una de sus más destacadas características es la presencia aún hoy misteriosa y enigmática de una red de túneles construídos entre los siglos XVII y XVIII. Formaban una red que unía de manera subterránea las iglesias, los edificios públicos y el Fuerte, a cinco metros de profundidad y excavados directamente en la tosca, con zapa y pico.

En 1942 fueron designados como Monumento Histórico la Iglesia de San Ignacio y la Sala de la Antigua Junta de Representantes. En 1943, el Colegio Nacional de Buenos Aires fue designado Lugar Histórico. En 1981 la designación de Monumento Histórico se extendió a las ex-Procadurías Jesuíticas (Perú 272 y Alsina) y a las ex-Residencias Jesuíticas (Perú 272/94 y Moreno). En ese mismo año, todo el conjunto  fue declarado Lugar Histórico.

En la actualidad, la Manzana de las Luces es uno de los principales museos históricos del centro de Buenos Aires, y en el sector de las Casas Redituantes se realizan exposiciones artísticas. En la esquina de la Procuraduría de las Misiones funciona un mercado de artesanos.

Deja un comentario